sábado, 7 de septiembre de 2013

Frases de Ciudad de Cristal #3 de Cassandra Clare

Frases extraídas por mi del Libro Ciudad de Cristal de Cassandra Clare

  • -Creía que sólo ibas a estar en Idris un par de días –dijo Simon
  • -Claro, él me ayudará –dijo Clary–. Y por supuesto, a él no le importa. Él está tranquilo con eso –Pero eso, ella lo sabía, era una mentira.
  • ¿y es tan seguro estar aquí? Por poco no me matan una docena de veces el mes pasado, y todo el tiempo he estado aquí mismo en Nueva York.
  • -Necesito ir a Idris, incluso si tú no puedes entender el por qué –dijo Clary–. Necesito hacer esto por mi madre.
  • -No voy a ir porque tú estés allí. Voy a ir porque quiero ayudar a mi madre. Nuestra madre. Tengo que ayudarla. ¿No lo entiendes? Si no hago esto, podría no despertar nunca. Podrías fingir al menos que te importa un poco.
  • -¡Clary, detente! ¡Las protecciones son peligrosas! ¡Lograrás matarte a ti misma!. Pero ya no había marcha atrás.
    -Tengo que ir. Luke, lo siento…
  • -¿Explicaba el qué?
    - Explicar por qué trajimos un vampiro con nosotros a Alicante, que está, por cierto, expresamente contra la Ley.
  • -Pero tú nunca has bebido sangre fresca. ¿No?
    -Bueno, aparte de mí, por supuesto –dijo Jace-. Y estoy seguro de que mi sangre es “fan-tastic."
    -Hay algo que está muy mal en ti –dijo él–. Mentalmente, quiero decir.
  • -Está bien –dijo él–. Creé a un puñado guerreros Repudiados, los puse a atacar el Instituto y matar a Madeleine y casi al resto de nosotros, sólo con el fin de poder mantener a Clary en casa. Y quien lo iba a decir, mi diabólico plan está funcionando.
  • -Por supuesto que no lo sabías. No sabes nada de Idris. No te importa Idris siquiera. Sólo estabas preocupada porque te dejaran atrás, como una niña, y has tenido una rabieta. Y ahora estamos aquí. Perdidos, congelados y… –se interrumpió, su cara estricta–. Vamos, comencemos a caminar.
  • -Tendrás que perdonarla; tiene la cara de un ángel y las formas de un demonio Moloch –dijo el chico con una sonrisa, poniéndose de pie. Le tendió la mano a Simon–. Soy Sebastian. Sebastian Verlac.
  • -En Idris estos días todo el mundo habla sobre eso. Tú, los Instrumentos Mortales, tu padre, tu hermana…
  • -¿Voy a morir? –susurró ella. Luke sonrió con gesto demacrado.
    -No. Lo parecía durante un ratito antes de que volvieras a estar en forma, pero… Sobrevivirás.
    -Okey
  • Había bebido la sangre de Jace. ¿Podía ser eso lo que le cambió? ¿Era eso posible?
    -Jace mintió –dijo Clary rotundamente –Él no me quería aquí, así que me mintió sobre cuándo ibais a iros, y luego os ha mentido a vosotros sobre mi cambio de parecer. ¿Recuerdas cuando me dijiste que él nunca mentía? Eso no es verdad.
  • -Bien, Clary –dijo ella, con una inusual, para Isabelle, cantidad de enfado en la voz–. Continúa y haz lo que quieras, a pesar de quién se haga daño. Siempre lo haces de todos modos, ¿no?
  • Será mejor que esté agradable, no enfadada; gritarle sólo le pondrá a la defensiva. Él tiene que entender que yo pertenezco a este lugar, tanto como él. No necesito ser protegida como una delicada pieza china. También soy fuerte…
  • -¿Qué en el nombre del Ángel, Clary, qué estás haciendo aquí?
    -Podrías al menos fingir que estás contento de verme. Aunque fuera un poquito.
    -No estoy contento de verte –dijo él.
  • -Oh, lo odias, ¿no? Bueno, será mejor dejar de hacerlo, entonces, ¿lo dejo? Quiero decir, tú haces todo lo que yo te pido que hagas.
    -¡No tenías derecho a hacer lo que hiciste!. Mentirme así. No tenías derecho a…
    -¡Tenía todo el derecho! –gritó él. Ella no creía que él le hubiera gritado alguna vez antes–. Tenía todo el derecho, tú estúpida, niña estúpida. Soy tu hermano y yo…
    -¿Y tú qué? ¿Eres mi dueño? ¡Tú no eres mi dueño, tanto si eres mi hermano como si no!
  • Bien. Tú ganas. Nosotros nunca deberíamos haber venido. Nunca debería haber hecho ese Portal…
  • ¡Eres un desastre para nosotros, Clary! Eres una mundana, siempre serás una, nunca serás una Cazadora de Sombras. No sabes pensar como nosotros lo hacemos, pensar en lo que es mejor para todos… ¡Lo único en lo que piensas siempre es en ti misma!
  • -Cuando me dijiste por primera vez que Valentine era tu padre, no lo creí –dijo ella–. No sólo porque no quería que fuera verdad, sino porque tú no te parecías nada a él. Nunca pensé que fueras en algo parecido a él. Pero lo eres. Lo eres.
  • -¿Por qué no usar una runa curativa? Esto no es una herida demoniaca.
    -Porque –Alec alcanzó la botella de antiséptico–, creo que te hará bien sentir el dolor. Puedes sanar como un mundano. Lenta y feamente. Quizás aprendas algo –él roció el ardoroso líquido sobre los cortes de Jace–, aunque lo dudo.
  • ¿Por qué te haces estas cosas a ti mismo? No sólo lo que le hiciste a la  ventana, sino la forma en la que le hablaste a Clary. ¿Por qué te estás castigando a ti mismo? No puedes remediar lo que sientes.
  • -Veo cómo la miras –los ojos de Alec estaban lejos, mirando algo más allá de Jace, algo que no estaba allí–, y no puedes tenerla. Quizás es que nunca antes has sabido lo que es querer algo que no puedes tener.
  • -Lo he cogido –dijo Alec tirante–. Primero Clary, luego tu mano, ahora yo. Vete al infierno, Jace.
    -¿No me crees? –preguntó Jace –Bien. Sigue. Bésame ahora mismo.
  • -Bien –dijo él–, si me dices dónde vas en realidad.
    -Arriba, al Gard –dijo Jace–. Voy liberar a Simon de la prisión.
  • -Me gusta –dijo ella sorprendiéndose a sí misma–. Sí. Es sólo que… Me pone furiosa. Él me dice lo que puedo y lo que no puedo hacer…
  • Amatis me odia. Nunca llegué a despedirme de Simon. Mi madre se está muriendo. Y Luke me ha abandonado. Estoy sola. Nunca he estado tan sola, y es todo por mi culpa.
  • Tengo que decir que estoy sorprendido. Siempre me han dicho que mi presencia iluminaba cualquier habitación.
  • Y deja de mostrarme los colmillos. Me está poniendo nervioso.
    -Bien –dijo Simon–. Si quieres saber el por qué, es porque hueles a sangre.
    -Es mi colonia. Eau de Herida Reciente
  • -Mira, vampiro –dijo Jace–. Protege a los Lightwood si puedes. Pero no me protejas a mí.
  • “Valentine provocó un gran fuego y se quemó a sí mismo hasta la muerte junto a su familia, su esposa y su hijo. Las negras tierras abrasadas. Nadie ha construido allí después. Dicen que el lugar está maldito.”
  • "los labios de él rozaban los suyos con delicadeza, enviando escalofríos a través de ella. Un repentino e intenso deseo de ser estrechada y besada de una manera que pudiera hacerle olvidar todo lo que la invadía. Ella subió los brazos, enroscándolos alrededor del cuello de él, en parte para sujetarse y en parte para tirar de él más cerca." (Beso de Sebastian y Clary)
  • ¿Qué hiciste? ¿Cómo le trajiste aquí y luego dejaste simplemente que terminara tirado en una prisión? ¿Estás intentando conseguir que yo te odie?
  • -¿De dónde has sacado esa idea de que yo estuviera tan bien? –Jace se atragantó con algo que casi parecía una risa–. Debo ser mejor actor de lo que pensaba –había una sonrisa torcida en su cara.
  • -Aquí –dijo él, su voz tensa como un cable–, es donde me corté la muñeca para dejar a tu amigo vampiro beber mi sangre. Casi me mata. Y ahora, ¿crees que simplemente le abandonaría sin pensarlo?
  • -Jace… Si me llevas a la casa, y conseguimos el libro, me iré a casa con Simon. Haz esto por mí y me iré a Nueva York, y no volveré, lo juro.
  • -Dijiste que no habían ángeles… Que nadie había visto alguna vez uno…
  • -Jace –dijo ella bajito–, creo que se me ha caído tu estela en algún sitio.
    -No pasa nada. Siempre que no estés herida.
  • -No deberías tocarme –dijo él.
    -¿Por qué no?
    -Sabes por qué –dijo él, y se apartó de ella, rodando sobre la espalda–. Viste lo que yo he visto, ¿no? El pasado, el ángel. Nuestros padres.
  • -¿Te refieres a que eso explica por qué eres un Cazador de Sombras tan increíble? ¿Por qué eres leal, e intrépido, y honesto, y todo lo que los demonios no son?
    -Eso explica –dijo él sin alterar la voz–, por qué siento de la manera en que lo hago por ti.
  • -Eres mi hermana –dijo él finalmente–. Mi hermana, mi sangre, mi familia. Debería querer protegerte –él se rió quedamente y sin humor–, protegerte de la clase de chicos que quieren hacer contigo exactamente lo que yo quiero hacer.
  • -Tú deberías probablemente –dijo él–, decirme que no haga esto.
    Ella no dijo nada. No quería decirle que parara. Estaba cansada de decir no a Jace… De nunca dejarse a sí misma sentir lo que su corazón entero quería que sintiese. Sea cual sea el precio.
  • -Si quieres que pare, dímelo ahora –susurró él. Cuando ella aún no dijo nada, él rozó su boca contra el hueco de sus sienes–. O ahora –trazó la línea de su pómulo–. O ahora –sus labios estaban contra los suyos–. O…  Pero ella había levantado las manos y tiró de él hacia abajo, hacia ella, y el resto de palabras se perdieron contra su boca.
  • -¡Las protecciones están desactivadas! ¡Las protecciones están desactivadas!
  • -Tu ciudad está bajo ataque –dijo Magnus–. Las protecciones se han desactivado y las calles están llenas de demonios. ¿Y tú quieres saber por qué no te he llamado?
  • -¿Tú me quieres?
    -Estúpido Nephilim –dijo Magnus pacientemente–. ¿Por qué si no estoy aquí? ¿Por qué si no habría pasado las últimas semanas recomponiendo a los tontos de tus amigos cada vez que se lastiman? ¿Y sacándote de cada situación ridícula en la que te encuentras? ¡Y todo completamente gratis!
  • -¿No me vas a dejar aquí entonces?
    -No tiene sentido. Ningún sitio es seguro. Pero… –él vaciló–. ¿Tendrás cuidado?
    -Tendré cuidado
  • -Ojalá hubiera podido entrenarte para esto. Por supuesto, para ser justos, nadie con tan poco entrenamiento como tú debería ser capaz de utilizar un cuchillo seráfico en absoluto.
    -O quizás sólo estás preocupado de que si me hubieras entrenado apropiadamente, resultaría ser mejor que tú –dijo ella.
    -Suceda lo que suceda, Clary, quédate conmigo. ¿Lo has entendido?
  • -Creo que es bastante evidente que la Clave necesita ayuda. Si no hubiéramos venido cuando lo hemos hecho, muchos más de vosotros estaríais muertos ahora
  • -Es verdad –dijo Sebastian–. Juro que lo es –su presión sobre la muñeca de Clary se hizo más rígida otra vez, y ella se tambaleó–. Te puedo llevar allí arriba. Arriba, al Gard. Puedo ayudarte a sacarlo. Pero tienes que prometerme que tú…
    -Ella no tiene que prometerte nada –dijo Jace–. Suéltala, Sebastian.
    -Clary puede hacer lo que quiera –dijo Sebastian.
  • -No me gustas. Sé que a todos los demás les gustas, Sebastian, pero a mí no. Tal vez sea que te esfuerzas tanto en hacer que a la gente le gustes. Tal vez sea que sólo soy un cabrón que siempre tiene que llevar la contraria. Pero no me gustas, y no me gusta la forma en la que estabas agarrando a mi hermana. Si ella quiere subir al Gard y buscar a Simon, bien. Irá con nosotros. No contigo.
  • -Creo que debería ser elección suya –dijo él–. ¿Tú no?
    -Quiero ir con mi hermano –dijo ella.
  • -Tenías que hacer un amigo loco en la cárcel, ¿no? ¿No podías simplemente contar baldosas o domar un ratón como hacen los prisioneros normales?
  • -Intenté hacer todo lo posible por ti –dijo él
    -Hasta que Valentine regresara –dijo Jace–, y entonces harías todo lo que te pidiese… Entregarme a él como si fuera un perro que le hubiera pertenecido alguna vez, del que te hubiera pedido que cuidaras durante unos cuantos años…
  • La mano de Hodge se apretó en una garra; él agarraba con fuerza la manga de Jace. El ruido de su respiración era audible.
    -Tú nunca… fuiste…
    Y murió.
  • -O quizás –dijo Sebastian–, estés en realidad simplemente enfadado porque besé a tu hermana. Porque ella me quisiese.
    -No es verdad –dijo Clary, pero ninguno de ellos la estaba mirando–. Lo de quererte, quiero decir.
  • -Ella tiene esa pequeña costumbre, ya sabes… La forma en la que da un grito ahogado cuando la besas, ¿Cómo si se sorprendiera?. Es bastante atractivo; debes haberlo notado.
  • -Nunca he matado a un ser humano con uno de estos antes –dijo Jace–. Pero estoy dispuesto a intentarlo.
  • Estos no son los primeros sueños que te he mostrado, había dicho Ithuriel.
  • -La gente no nace buena o mala. Quizás nacen con tendencias de algún tipo, pero es la forma en la que vives tu vida lo que importa.
  • -Sí –Aline inspiró profundamente–. Mira, cuando nos sorprendiste a Jace y a mí, no fue nada. Yo le besé. Fue… un experimento. Y realmente no funcionó.
  • `Tu madre me dijo que yo había convertido a su primer hijo en un monstruo. Ella me dejó antes de que pudiera tener la Boportunidad de hacer lo mismo con el segundo´.
  • Nadie notó nada sospechoso en él. Ni siquiera los Penhallow.
    -Yo pensaba que era un imbécil –señaló Jace.
  • -En realidad –dijo Clary–, creo que se quedó por mí.
    -¿Por ti? Esperando otra cita caliente, ¿no?
    -No. Y nuestra cita no fue caliente. De hecho, ni siquiera fue una cita. De todas formas, ese no es el tema. Cuando entró en el Salón, seguía tratando de conseguir que saliera con él al exterior de forma que pudiéramos hablar. Quería algo de mí. Sólo que no sé el qué.
    -O tal vez sólo te quería a ti. No de ese modo. Quiero decir que quizás él quería llevarte a Valentine.
  • -No todo, Jace, gira en torno a ti –dijo Clary con furia.
    -Posiblemente –dijo Jace–, pero tienes que admitir que la mayoría de las cosas sí.
  • -Estaba intentando ir a… algún sitio –dijo Jace–. Pero seguía dirigiéndome hacia aquí. No podía parar de andar, no podía parar de pensar. En la primera vez que te vi, y cómo después de eso no podía olvidarte. 
  • Obligué a Hodge a que me dejara ser quien fuera a encontrarte y traerte al Instituto. E incluso luego, en esa estúpida cafetería, cuando te vi sentada en ese sofá con Simon, incluso entonces eso me hizo sentirme mal… Yo debería haber sido el que estuviera sentado contigo. El que te hiciera reír así. No podía deshacerme de esa sensación. Que debía haber sido yo. 
  • Y cuanto más te conocía, más lo sentía… Nunca había estado así antes. Siempre que había querido a una chica, después de llegar a conocerla ya no la quería, pero contigo el sentimiento sólo se hacía más y más fuerte hasta esa noche cuando apareciste en Renwick y lo supe. 
  • Y entonces, al descubrir que la razón por la que me sentía así…, como que tú eras alguna parte de mí que había perdido y que ni siquiera sabía que me faltaba hasta que te vi de nuevo… Que la razón era que tú eras mi hermana, parecía algún tipo de broma cósmica. Como si Dios estuviera escupiendo sobre mí. Ni siquiera sé por qué…
  •  Por pensar que realmente podía conseguir tenerte, que merecía algo así, ser así de feliz. No podía imaginar qué era lo que había hecho para que estuviera siendo castigado…
  • -Si tú estás siendo castigado –dijo Clary–, entonces, yo también. Porque todas esas cosas que sentiste, yo también las sentí, pero no podemos…, tenemos que parar de sentir de esta manera, porque es nuestra única oportunidad.
  • -¿Y se supone que yo debo sentarme mientras tu sales con chicos, te enamoras de alguien más, te casas…? –Su voz se tensó–. Y mientras tanto, yo me moriré un poquito más cada día, mirando.
  • -No hay nada que fingir –dijo él con absoluta claridad–. Te amo, y te amaré hasta que me muera, y si hay una vida después de eso, te amaré también entonces.
  • Te he dicho que no podía dormir. Mañana en la medianoche estaremos en guerra o bajo el gobierno de Valentine. Esta podría ser la última noche de nuestras vidas, la última todavía casi normal. La última noche en la que nos iremos a dormir y despertaremos como siempre lo hemos hecho. Y todo en lo que podía pensar era que quería pasarla contigo.
  • No te tocaré, no si tú no quieres que lo haga. Sé que está mal… Dios, que está mal de todas las formas posibles… Pero sólo quiero acostarme contigo y despertar contigo, sólo una vez, sólo por una vez en mi vida. Es sólo esta noche. ¿En el gran orden de las cosas, cuánto puede importar una noche?-Cierra las cortinas, entonces, antes de venir a la cama –dijo ella–. No puedo dormir con tanta luz en la habitación.
    -Clary…
    -Ven a la cama –dijo ella suavemente–. Es tarde.
  • Con las manos entrelazadas como niños en un cuento de hadas, ella se durmió a su lado en la oscuridad.
  • Probablemente piensan que voy al exterior para correr en círculos y ladrarle a la luna.
  • -No puedes ir tras Valentine tú sólo, Jace. No te dejaré.
  • <<A pesar de todo, no puedo soportar la idea de que este anillo se pierda para siempre, no más de lo que puedo soportar la idea de dejarte para siempre. Y aunque no tengo elección respecto a una, al menos puedo elegir respecto a la otra>>.
  • "Mi mente es capaz de distinguir entre lo que significa desear lo que no puedes tener y desear lo que no deberías. Y yo no debería desearte." (Extracto de la carta de Jace a Clary, no aparece en el libro)
  • -¿Por qué crees que está tan dispuesto a ponerse en riesgo a sí mismo?
    Es porque él piensa que es un demonio, cree que no es realmente humano, ese es el por qué… Pero no puedo contarte eso, no puedo contarte lo único que te haría entenderlo
  • -Clary –dijo ella lentamente–. Alguien ha venido a verte…
    Era su madre.
  • -Déjame decirte algo, mamá –dijo Clary–. Saber es mejor que no saber. En todo momento.
  • No podía arriesgarme a dejar que Valentine supiera dónde estabas. No podía dejarle tocarte…
  • -Adelante, únete a mí. Esta fiesta de deprimidos está abierta a todos.
  • recordé cuando solíamos pelearnos, después de primer grado, cómo te ibas y te enfurruñabas en mi tejado y mi madre tenía que bajarte.
    -¿Y?
    -Te conozco –dijo él–. Cuando te disgustas, te pones rumbo a las alturas
  • Supongo que no puedo remediar el pensar que si hubiese sabido la verdad, no habría conocido a Jace de la forma en que lo hice. No me habría enamorado de él.
  • No podía decir cuánto te gustaba él, y pensaba que él te estaba utilizando, que tú sólo eras una estúpida chica mundana a la que él podía impresionar con sus trucos de Cazador de Sombras
  • ¿Sabes que me dijo Raphael? Que yo no sabía cómo ser un buen vampiro, que los vampiros aceptan que están muertos. Pero mientras yo recuerde cómo era amarte, siempre me sentiré vivo.
  • -Así que Jace…, Jonathan…, y yo somos ambos de verdad experimentos
    -Tú fuiste uno involuntario. Con Jonathan, Valentine quiso crear una especie de superguerrero, más fuerte, más rápido y mejor que los demás Cazadores de Sombras.
  • -Así que Jace –susurró Clary–, ¿Jace no es mi hermano?
    -No, Clary. No lo es.
  • -¿Crees que él es todavía el mismo? Jonathan, quiero decir. ¿Crees que podría haber… mejorado?
    Clary, tú has conocido a Jonathan. Sólo que nunca te dijo su verdadero nombre, porque estaba haciéndose pasar por otra persona. Sebastian Verlac.
    -¿Sebastian es mi hermano?
  • -Así que, técnicamente –dijo Simon–, incluso aunque Jace no sea en realidad pariente tuyo, tú has besado a tu hermano.
    -No me hagas lamentar el haberte contado nada de esto, Simon
    -Además, él besaba horriblemente.
    -O quizás era sólo asqueroso, porque él era, ya sabes, tu hermano.
    -No digas eso donde mi madre pueda oírte, o te mataré. Ya me siento como si fuera a vomitar o desmayarme. No lo hagas más difícil.
  • Alec tenía los brazos alrededor de Magnus y estaba besándolo, de lleno en la boca.
  • -No hay nadie en el mundo como tú, Jonathan. Y, en cuanto a Clary, siempre ha sido exactamente como su madre.
  • -Tú –dijo él–. Valentine es tu padre. Tú eres mi hermano.
  • -Yo soy el hijo de Valentine. Jonathan Christopher Morgenstern. Tú nunca tuviste ningún derecho a ese nombre. Tú eres un fantasma. Un impostor.
  • -Clary. Casi se me había olvidado. Estás enamorado de ella, ¿verdad? La vergüenza por tus asquerosos impulsos incestuosos casi debe haberte matado. Qué lástima que no supieras que ella no es tu hermana en realidad. Podías haber pasado el resto de tu vida con ella, si tan sólo no hubieras sido tan estúpido.
  • “Él me enseñó que había un lugar en la espalda de un hombre en el que, si hundes la espada, puedes atravesarle el corazón y romperle la columna, todo de una vez”
  • -Supe entonces que Jocelyn nunca regresaría conmigo, por ti. Tú eres la única cosa en el mundo a la que ella ha amado más de lo que me amaba a mí. Y es por ti que ella me odia. Y es por eso, que yo odio verte.
  • Él sujetó a Jace mientras moría y la luz se extinguía de sus ojos, y luego, Valentine tendió el cuerpo de su hijo adoptivo con cuidado sobre el suelo, cruzándole los brazos sobre el pecho como para ocultar la sangrienta herida que allí se abría.
  • Si tienes una petición, Cazadora de Sombras, dila ahora. Y recuerda que no soy un genio. Elige tu deseo sabiamente.
    -Jace –dijo ella.
    -Cierra los ojos, Clarissa Morgenstern –dijo el Ángel.
    -Clary –dijo Jace –Abre los ojos.
  • -Estaba en la oscuridad –dijo él bajito–. No había nada allí más que sombras, y yo era una sombra, y supe que estaba muerto, y que se había terminado, todo. Y entonces, oí tu voz. Te oí decir mi nombre, y eso me trajo de nuevo.
  • -Podrías haber tenido cualquier cosa en el mundo, y me pediste a mí.
    -Pero es que yo no quiero nada más en el mundo.
  • -Mira –dijo Luke–, hace mucho tiempo que llevo queriendo decirte esto, Y más vale que te lo diga. Te amo, Jocelyn. Hace veinte años que llevo haciéndolo.
  • -Todo lo que Lucian quiere –dijo Amatis firmemente–, es a ti. A ti y a Clary. Eso es todo lo que él siempre ha querido. Ahora ve.
  • -Si no vas tras Luke –dijo Clary articulando muy claramente–, yo, personalmente, te mataré.
  • -Tú siempre estás bella –dijo él. Pero pareces… distante. Como si no te pudiera tocar.
    -Tócame –dijo ella–, si quieres.
  • “Quizás, ya no esté tan interesado, ahora que no está prohibido.”
  • -¿Jace qué? –dijo él–. ¿Jace Herondale?
    -Oh, por favor –dijo ella–. Tú eres Jace Lightwood. Tú sabes eso.
  • -Clary, espera. Eso no es lo que quería decir. No me refería a que quería estar solo. Me refería a que tienes razón sobre Valentine…, sobre los Lightwood…
  • -Nunca sentí que tú fueras mi hermana. Porque no sentía hacia ti de la manera que se supone que tienes que hacerlo hacia una hermana. Pero eso no significaba que no te sintiera como si fueras parte de mí. Siempre he sentido eso.
  • -he odiado cada segundo que creía que eras mi hermana. He odiado cada momento en el que pensaba que lo que sentía por ti significaba que había algo malo en mí.
  • -Siempre pensé que el amor te hacía estúpido. Que te hacía débil. Un mal Cazador de Sombras. “El amor destruye.” Yo creía eso.
  • Clary, desde la primera vez que te vi, fui tuyo por completo. Y todavía lo soy. Si tú me quieres.
  • Sus brazos la rodearon, levantándola y casi sacándola de sus sandalias, y luego, él la estaba besando…, o ella lo estaba besando a él, no estaba segura, y no importaba.
  • -Sabes –dijo él, inclinándose para rozar su boca con la de ella–. Si es por la falta de lo prohibido de lo que estás preocupada, aún podrías prohibirme hacer cosas.
    -¿Qué tipo de cosas?
    Ella le sintió sonreír contra su boca.
    -Cosas como esta.
  • -No mucha genta rechazaría un favor de la Reina Seelie –dijo Jace.
    -Le dije que no necesitaba un favor –dijo Clary–. Le dije que tenía todo lo que quería.

0 comentarios:

Etiquetas

A Tres Metros Sobre el Cielo (2) Abbi Glines (17) Aguas Oscuras (1) Alexandra Adornetto (3) Ally Condie (3) Alyson Noel (7) Amanda Hocking (4) Ana Alonso y Javier Pelegrin (3) Angela Morrison (1) Anna Carey (3) Anna vestida de sangre (2) Bailar contigo (1) Bajo la misma Estrella (1) Becca Fitzpatrick (4) Besar a un Ángel (1) Besos de Murciélago (1) C. J. Roberts (3) Camilla Läckberg (1) Cassandra Clare (10) Cassandra Clare y Maureen Johnson (4) Cassandra Clare y Sarah Ress Brennan (8) Cazadora de Sueños (3) Chelsea Cameron (1) Chelsea M. Cameron (1) Cincuenta Sombras (3) Claudia Gray (6) Colleen Hoover (8) Cora Carmack (3) Crash (3) Cronicas de Bane (11) Cronicas Lunares (2) Croosfire (3) Delirium (7) Diario de una Sumisa (1) Divergente (5) E. L. James (3) Elizabeth Chandler (5) Erin Bowman (1) Eve y Adam (1) Federico Moccia (2) Firecracker In Heat (1) Forbidden (1) Forever my Girl (1) Frigid (1) Heidi McLaughlin (1) Hopeless (3) Huntley Fitzpatrick (1) Indulgent Pleasures (1) Isaac Marion (1) J. Lynn (6) J. S. Cooper (3) Jackson Pearce (1) James Dashner (3) Jamie McGuire (9) Jane Austen (1) Jasinda Wilder (1) Jennifer L. Armentrout (15) Jenny Lyn (1) Jessica Sorensen (2) Jessica Verday (2) Jessie Heart NYC (1) John Green (1) Josephine Angelini (3) Julie Kagawa (10) Kami Garcia y Margaret Stohl (4) Katherine Applegate (1) Katie McGarry (4) Katy Evans (3) Kelly Mooney (1) Kelly Oram (1) Kendall Ryan (1) Kendare Blake (2) Keris Stainton (1) Kerstin Gier (3) Kiera Cass (3) Kim Karr (1) Kirsty Moseley (1) L. Marie Adeline (1) La Princesa de Hielo (1) La trampa de los 18 (1) La Última Canción (1) Laini Taylor (2) Las ventajas de ser un Marginado (1) Lauren Kate (6) Lauren Oliver (7) Lia Belikov (1) Lisa Desroches (2) Lisa McMann (3) Lydia Kelly (1) Madeline Sheehan (1) Maggie Stiefvater (1) Mairim Soledad González (4) Marissa Meyer (2) Maybe Someday (1) Megan Flint (1) Megan Maxwell (4) Micaela Luaces (2) Michel Grant (4) Michelle Hodkin (2) Monica Murphy (1) My Favorite Mistake (1) My Favourite Mistake (1) My life Next Door (1) Nicholas Sparks (1) Nicole Williams (3) Notes from the Blender (1) Orgullo y Prejuicio (1) Pittacus Lore (4) Prohibido Enamorarse de Adam Walker (1) Quimica Perfecta (3) R y Julie (Warm Bodies) (1) Rachel Hawkins (3) Rachel Mead (6) Red Hill (1) Resisting Her (1) Rick Riordan (5) S.E.C.R.E.T. (1) Saga Almas Gemelas (5) Saga Cazadores de Sombras (5) Saga Cielo Tierra e Infirno (4) Saga Covenant (6) Saga Crepusculo (6) Saga Demonios Personales (2) Saga Dieciséis Lunas (4) Saga El Amor a través del Tiempo (3) Saga El Corredor de Laberinto (3) Saga Eve (3) Saga Hush Hush (4) Saga Lazos de Sangre (4) Saga Legados de Lorien (4) Saga los Inmortales (7) Saga Lux (7) Saga Medianoche (5) Saga Olvidados (3) Saga Oscuros (6) Saga Percy Jackson y Los Dioses del Olimpo (5) Saga Real (3) Saga The Blood of Eden (1) Saga the Hollow (2) Saga The Iron Fey (8) Saga The Raven Cycle (1) Saga Uglies (4) Saga Vampire Academy (6) Saving Sydney (1) Scott Westerfeld (4) Screaming in the Silence (1) Serie Beautiful Disaster (4) Serie Connections (1) Serie Death Collectors (2) Serie Losing It (3) Serie Rosemary Beach (4) Serie Sea Breeze (3) Serie Slammed (3) Serie The Program (1) Serie Undeniable (1) Serie Wait For You (2) Silencio (1) Silvia Hervás (1) Silvya Day (3) Simone Elkeles (3) Sing Me To Sleep (1) Sophie Morgan (1) Stacey Kade (3) Static (1) Stay (1) Stephanie Meyer (7) Stephen Chbosky (1) Stripped (1) Susan Elizabeth Phillips (1) Suzanne Collins (3) Suzanne Young (1) Sylvain Reynard (3) Tabitha Suzuma (1) Tarryn Fisher (3) Tawny Stokes (1) The Boy Who Sneaks in My Bedroom Window (1) The Host (1) The Lost Prince (1) Tres Deseos (1) Trilogía Cazadores de Sombras "Los Origenes" (3) Trilogía El Infierno de Gabriel (3) Trilogía Existence (4) Trilogía Forever Love (3) Trilogía Gamble Brothers (2) Trilogía Halo (3) Trilogía Hex Hall (3) Trilogía Hija de Humo y Hueso (2) Trilogía Juntos (3) Trilogía La Selección (3) Trilogía los Juegos del Hambre (3) Trilogía Love me with Lies (3) Trilogía Mara Dyer (2) Trilogía Nephilim Rising (1) Trilogía Pideme lo que quieras (4) Trilogía Predestinados (3) Trilogía Providence (3) Trilogía Pushing The Limits (4) Trilogía Tatuaje (3) Trilogía The Dark Duet (3) Trilogía The Ghost and the Goth (3) Trilogía The vincent Boys (2) Trish Cook y Brendan Halpin (1) V is for virgin (1) Veronica Roth (5)

Mi Blog!

Este Blog es Completamente Argentino. (dado que yo soy argentina y lo administro yo). Soy Micaela, tengo 19 años (por ahora, espero nunca llegar a los 20). y vivo en Buenos Aires, Argentina. FIN!

Seguidores

Redes Sociales

Encuentrame en las Redes Sociales

Recomendados!

Cronicas de Bane de Cassandra Clare, Maureen Johnson y Sarah Rees Brennan While it Last de Abbi Glines Maybe Someday de Colleen Hoover Remy de Katy Evans Red Hill de Jamie McGuire Click en las Imagenes para Descargarlos!!

Buscar este blog

Cargando...

Este Blog es...

Frases..

Proximamente...

Proyecto personal, Con unas traductoras estoy traduciendo el libro, para las/os que leyeron los anteriores y estabamos esperando el gran final hace tanto.

Estoy Leyendo

Click en la Imagen para Descargarlo!!

My Record 2014

2014 Reading Challenge

2014 Reading Challenge
Micaela has read 0 books toward her goal of 150 books.
hide

My Record 2013

2013 Reading Challenge

2013 Reading Challenge
Micaela has read 35 books toward a goal of 50 books.
hide

Atención!!

Este es un blog SIN FINES de LUCRO que COMPARTE los link de internet. Mi única intención es que a la gente a la que no le llegan gran variedad de libros a su país puedan leer, porque leer no es ilegal. Sin más, si algún autor no quiere que comparta su libro, puede mandar un E-mail y lo quito. Hablando se entiende la gente, no hay necesidad de amenazas (o demandas).

Libros/Sagas/Series!!

Autores!!

Entradas populares

Hablemos!

NO AL SPAM!! Comenta solo sobre libros o algo que tenga que ver con el blog. Hablemos de Libros, Pideme que suba alguno que te guste y yo lo buscaré, estoy unida en casi todos los foros (por lo menos los mas importantes). Si quieres, pideme alguno, y yo tratare de que lo pongan en traduccion. pero por favor, no publicites, no paginas con Spam y no comentarios ofensivos. Se eliminara todo tipo de ese comentario! Gracias!♥

En la Piel de Gray

Twitter

Como Descargar?

Con la tecnología de Blogger.

Sobre mi

Visitantes On-Line

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ads 468x60px

Featured Posts